Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación.
política de cookies

Aceptar Rechazar

 

Perder la cabeza para sentirte vivo

Sentir que la vida no tiene sentido, porque no estás viviendo realmente tu vida sino la vida que otros querían para ti, o has adoptado un estilo de vida alejado de tu corazón, genera mucha frustración, confusión y estancamiento.

¿Por qué nos conformamos con un trabajo y una forma de vivir que nos hace infelices? Porque no nos creemos merecedores de vivir haciendo aquello que amamos; de crear una vida en armonía con nuestra naturaleza, de tener un trabajo que nos guste, con el que podamos disfrutar, crecer, aportar algo valioso y sostenernos.

De niños nos inculcaron demasiados «deberías» y «no deberías» y perdimos la confianza en nuestro corazón y en nuestra energía. Nos llenaron la mente de información de segunda mano, de prejuicios, miedos y expectativas, en lugar de apoyarnos a aprender y desarrollarnos a través de la propia experiencia. Esa saturación de «conocimientos», demandas y persuasiones externas nos impidió reconocer y desarrollar el regalo esencial que nos hace únicos, esa sensibilidad, ese don, esa cualidad, ese talento o esa inclinación natural que, cuando se nutre con pasión, crece, florece y da sus frutos.

¿Cómo confiar en tu corazón cuando de niño te desconectaron de él y te impusieron unos objetivos y una hoja de ruta? Esa es la situación de la mayoría. En lugar de aprender a escuchar y confiar en nuestro corazón, de honrar nuestra visión y crecer caminando nuestro camino, hemos adoptado un camino y un manual de instrucciones. Si ese manual que dice cómo deberías ser y vivir tu vida no te ayuda a ser feliz, no es para ti. Aferrarse a él es una locura.

El problema es que, si decides desprenderte de la hoja de ruta y el manual de instrucciones para hacer aquello que te hace vibrar y sentirte vivo, al principio muchos te cuestionarán y te sentirás inseguro: «¿Qué estás haciendo con tu vida? ¿Por qué dejas un trabajo estable y lo arriesgas todo? ¿No creerás que vas a poder vivir dedicándote a esas cosas?» Entonces te preguntarás: «¿Estaré perdiendo la cabeza?». Tal vez, pero, si te sientes realmente vivo, la vida se volverá una aventura, un aprendizaje diario, un viaje interior y exterior apasionante, una nueva forma de ver y estar en el mundo. 

Perder la cabeza para sentirse vivo es una buena noticia, porque para ser libre tendrás que liberarte de muchas hojas de ruta y muchos manuales de instrucciones prestados. Perder la cabeza, tal como yo lo entiendo, no significa perder la inteligencia o actuar inconscientemente, sino desprenderte de las anteojeras y los corsés que te ha impuesto la sociedad.

Tal vez estás perdiendo la cabeza, pero no la lucidez; de hecho, no seguir un camino establecido, dejar de perseguir «zanahorias», responsabilizarte de tus elecciones y empezar a vivir conscientemente refinará tu inteligencia. Tu libertad molestará a aquellos que te quieren alineado, predecible y resignado, porque ya no buscarás su aprobación, te guiarás por el anhelo de tu corazón.


Ketan Raventós Klein
Extracto del libro: 'Sanar el corazón'.
Despertar el maestro interior y sanar las heridas emocionales
(Editorial Gaia)
https://transformacion-interior.com/libro-sanar-el-corazon
 

 

Otras entradas en el Blog Inspiración

La única salida es hacia dentro
Cuando las heridas emocionales impiden crear un vínculo de amor e intimidad
Cómo transformar las experiencias traumáticas de nuestra infancia en una vida más consciente, amable y amorosa
El valor de mirar hacia dentro para sanar nuestras heridas emocionales
La enseñanza del Fuego Sagrado
Rendirse a la vida: el “Arte de Morir“
Bypass Espiritual: las dolorosas secuelas del autoengaño “espiritual”
Sammasati: «Vuelve a ti, sé tu propia Luz»
Ser raro/a: cuando no encajas en ningún molde
El anhelo del corazón
Cuando la luz del corazón es eclipsada
La zanahoria de la (in)felicidad
El miedo a ser un perdedor
La necesidad de conocernos profundamente para poder sanar nuestras heridas emocionales
La brecha entre la personalidad y el Ser: cómo perdimos el contacto con nuestra naturaleza esencial
La alquimia del corazón
El despertar de Eckhart Tolle contado por él mismo
OSHO: Escucha tu ser interior
Eckhart Tolle: Cuando se confunde el amor con el apego adictivo del ego
Jeff Foster: El Amor de tu vida
Codependencia: cuando las heridas emocionales sabotean el amor y la intimidad
¿Fluye o no fluye? ...Más allá de una justificación para no abrir el corazón
Jeff Foster: Una nueva espiritualidad más humana
Jeff Foster: Cómo sucede la verdadera sanación
Byron Katie: Ocuparte de tus propios asuntos
OSHO: La dependencia espiritual es la peor esclavitud
Bert Hellinger: Las “ovejas negras” de la familia
Jeff Foster: La belleza de ser un inadaptado/a
Byron Katie: Una máscara para hacerte feliz
Jeff Foster: Más allá de la máscara del desapego
Eckhart Tolle: Las relaciones como práctica espiritual
OSHO: Todo el mundo tiene miedo a la intimidad
  Aviso Legal | Política de Privacidad y Cookies | Sammasati I.C.E. © Copyright 2020