OSHO: La dependencia espiritual es la peor esclavitud


Mi intención es hacerte independiente, incluso de mí. Cualquier tipo de dependencia es una esclavitud, y la dependencia espiritual es la peor de las esclavitudes. Estoy haciendo todo tipo de esfuerzos para hacerte consciente de tu individualidad, de tu libertad, de tu capacidad de crecer sin ayuda de nadie. Tu crecimiento es intrínseco a tu ser, no te viene de fuera, es una apertura de tu ser.

Cualquiera de las técnicas de meditación que te he dado es independiente de mí –mi presencia o ausencia no creará ninguna diferencia–, dependen totalmente de ti. No es mi presencia sino la tuya la que es necesaria para que funcionen. No es mi ser sino tu ser –tu presencia en el momento, tu atención, tu consciencia– lo que te va a ayudar.

El pasado de la humanidad es una historia de diferentes formas de explotación. Incluso la gente aparentemente ‘espiritual’ no ha podido resistir la tentación de explotar. De cien maestros, el noventa y nueve por ciento han intentado imponer la idea: “Sin mi no puedes crecer, tu transformación no es posible; dame toda tu responsabilidad.” Pero en el momento en que le das tu responsabilidad a alguien, sin darte cuenta le estás dando también tu libertad.

OSHO

fil2
 

Otras entradas en el Blog Inspiración

Jeff Foster: Cómo sucede la verdadera sanación
Byron Katie: Ocuparte de tus propios asuntos
Bert Hellinger: Las “ovejas negras” de la familia
Jeff Foster: La belleza de ser un inadaptado/a
Byron Katie: Una máscara para hacerte feliz
Jeff Foster: Más allá de la máscara del desapego
Eckhart Tolle: Las relaciones como práctica espiritual
OSHO: Todo el mundo tiene miedo a la intimidad